Ni para siempres, ni nuncas. ¿Por qué no un "ahora?

8 de febrero de 2013
No me recorre otra sensación que la de sentir mariposas en el estómago, escalofríos en la espalda y nerviosismo por lo que fuese a pasar pocos segundos después.

Sensaciones que echo de menos a pesar del tiempo que han pasado, sensaciones que aún me recorren la espalda y que me dejan con un halo en mi inconsciente.

Recorrer con la palma de mi mano la curva de esa espalda, descubrir cada recoveco de ese imperfecto cuerpo.

Pasear por Madrid y mirar a las parejas, pero no tenerlas envidia por querer ser yo la que protagonista de esa escena, sino por la felicidad que desprenden sus miradas, sus gestos...
¿Eres feliz?-. -Me gustaría serlo, disfrutar del momento, perderme en mi libertad, en mi tiempo-.

“ Ahí es dónde estamos, en el mundo de los silencios. Escondidos detrás de lo que no se dice.” (Esta noche dime que me quieres). A veces lo que no se dice es lo más importante que pensamos a lo largo del día, queriendo plasmarlo en nuestra mirada, en nuestros ojos y que alguien lo lea y se de cuenta. Te coja de la mano y te diga "Te comprendo, pero podrás con ello, llegará cuando quiera llegar."

No pienso en un "para siempre", no pienso en un "nunca jamás", quiero disfrutar el "ahora", alimentar mi sed con las miradas de felicidad, los escalofríos al rozar la piel cálida de ese alguien, las risas de las divertidas escenas que se estén dando a mi alrededor.

Me brindaría la oportunidad de sonreír una vez más, porque la vida no es un "para siempre", porque todo acaba. Pero si que lo haría porque podemos hacer eternos los mayores momentos de felicidad, retenerlos en nosotros, guardarlos para siempre en nuestra mente. Y quizás algún día, cuando haya pasado mucho tiempo y hagamos reflexión de todo lo sucedido, recordemos esas imágenes como una película, como si hace escasos minutos lo hubiéramos vivido una vez más.

“Pero lo más importante es que tengo ganas de amar, y tengo ganas de amarte a ti.” A esa persona que ya vendrá, a las personas que llegaran a nuestra vida, unas que se irán y otras que hasta el final permanecerán unidas a nuestro destino. A todo aquél que quiera escribir una historia en nuestras vidas, sea un breve relato, un pasatiempo o quizás una gran historia de esas que dejan huella hasta en los amaneceres solitarios.

El destino está escrito, los momentos los provocamos nosotros con nuestras decisiones, pero ¿acaso éstas no están condicionadas por otros actos que nos hacen desembocar en esos caminos?.

Sin más preámbulos, la escena acaba, hay que seguir, comenzar un nuevo libro para completar la colección de la vida. Para llegar a ese eternos en nuestras mentes. Para llegar a ser nosotros en nuestro ahora....



1 comentario:

  1. DIOOOOOOOOOOOS ME ENCANTAAAAAAAA!!! DE VERDAD LOFF DE MI CORASÓN!! QUE TE SUPERAS CON CADA ENTRADA, Y LO SABES!! eres una máquina escribiendo!! y sé que algún día me harás caso y tendrás tu propio libro escrito!! te robo alguna frase, como siempre!! eres GENIAL!! besotes mi pequeee :)

    ResponderEliminar

¡HOLA! ¿Me dejas un comentario? Me interesa mucho tu opinión y así enriqueces más al blog y que pueda poner más cosas que a vosotros, los lectores, os gusten. ¡Y me harás feliz! :)

Recuerda:
Si vas a poner Spam, ahorratelo
Si vas a poner Spoiler, avisa y déjalo bien marcado

http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml

Todo lo que escribo aQuí.