En su mirada clavada

27 de abril de 2011
En sus ojos se asomaba la tristeza de haber dejado lo más querido muy lejos de aquí, el cansancio del trabajo realizado durante semanas, meses e incluso años para poder dar a esos hijos suyos un futuro digno de merecer.
Para él no había parada, para él no existía el cansancio, siempre se mantenía alerta y despierto para conseguir lo mejor para ellos, para esas personas que cada día, cada hora y cada minuto de su vida le alegraban con sus sonrisas, con esos hoyuelos que se les marcaban cuando sonreían.
Él trabajaba de sol a sol, ganándose la vida como un obrero más, como un mortal entre los mortales, pero ese señor se merecía más respeto que otros, había luchado de sol a sol, de hora en hora, de día a día por su familia, no por él sino por ellos, para que tuvieran un futuro feliz, a él solo le importaba trabajar por los suyos.
Nunca se daba un capricho, ni siquiera en festivo, prefería estar trabajando para ganar dinero para su familia que estar junto a ella y pasar calamidades.
Un día la muerte se lo llevo, pero se fue orgulloso porque había cumplido la promesa que se hizo durante toda su vida, dar un gran futuro a sus hijos y a toda su familia; y así lo hizo.
Su familia, ellos le recordarían como el héroe que antaño en vida había sido, como el mejor padre, el mejor marido y el mejor abuelo de todos, porque por todos lo daba todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡HOLA! ¿Me dejas un comentario? Me interesa mucho tu opinión y así enriqueces más al blog y que pueda poner más cosas que a vosotros, los lectores, os gusten. ¡Y me harás feliz! :)

Recuerda:
Si vas a poner Spam, ahorratelo
Si vas a poner Spoiler, avisa y déjalo bien marcado

http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml

Todo lo que escribo aQuí.