Como sabrosas golosinas de azúcar...

28 de agosto de 2010
Poco a poco. Lentamente, esas pastillitas le van haciendo efecto. Alucionaciones. felicidad, armonía...Ganas de más fiesta.
Poco a poco. Lentamente, le van matando por dentro, le van acribillando a pequeños balazos en su estómago, dentro de ese cuerpo de estatura normal, en su cerebro, ese gran cerebro que se suponía que era inteligente y ahora se deja engañar. Él quiere olvidar, olvidar el pasado y se come otra pastillita de colores y sonrie.
Un amigo se las ofreció el otro día pero él no quería probar nada de eso, decía que era mierda y fijate ahora se las come como cuales golosinas de azúcar fueran. El otro día estaba feliz, había conseguido porfin salir con la chica de sus sueños, todo le estaba saliendo viento en popa, pero ayer, ayer fue un día triste para él, un coche se llevo por delante la vida de la hermosa florecilla que adornaba su jardín. Y él ahora es una hierba mala, ya no tiene jardín bonito, sino un campo lleno de mala hierba, de rastrojos y pequeñas heridas, nada es ya vida para él, se deja engañar por su amigo que con esas pastillitas tan sabrosas todo se solucionará, todo se le olvidará, como cual pesadilla en una mala noche. Pero no, eso te mata, te va matando por dentro, poco a poco, lentamente, solo tú puedes pararlo, solo él puede pararlo, decir "¡Basta! esto no es así, yo tengo vida, y tengo que seguir, plantarla cara y volver a vivir".

Hojas marchitas

11 de agosto de 2010
Y llegar a pensar que nunca volveré a comprenderte, que nuestra diferencia de edad es solo simple rutina.
Sentir que yo soy otra para ti, que no me tienes en cuenta y que pasas de mi, que no me entiendes, que me maldices y que no me escuchas, yo una mala cría, una chica sin ideas claras, con mentalidad de niña, esa soy yo para ti.
Simple, incrustando tus puñaladas en mi cuerpo, tienes un mapa de mis débiles recovecos...idiota, yo no soy así, yo soy una chica que busca lograr sus metas, pero sin tí.

Solo pasear por New York al atardecer de un octubre otoñal, viendo caer la tarde, las hojas ya marchitas, como mi corazón cuando piensa en como eres conmigo, en como me hundes cada día más y más.
Tú, un solo hombre entre miles de personas que habitan el celuloide, tú, una simple materia, para mi ya inerte.
Sin ti, vivo aquí sola, en esta gran ciudad, pero sin tí. No quiero pensar que un día, un mes, un año me marchitabas con tus duras palizas. Olvidando esos sucios recuerdos, ahora soy una mujer adulta, fuerte e independiente.
Ya no estás en mi vida, ahora soy yo, ahora soy esa chica que un día quería ser, logré mis metas pero sin ti.
Hoy miro el cuadro que cuelga de la pared de mi piso, ese con el que un día me encapriche. Ese que me recuerda que cada día que me levanto es por mi, por mi vida, por mis ganas de vivir.
Estática, así era mi vida contigo... tenía una presión en la cabeza, que no me dejaba pensar, que no me dejaba ser yo, esa presión eras TÚ.
Por si decides volver, por si decides cambiar de opinión, no vengas aquí, no quiero ser parte de ti, no quiero que seas parte de mi. No.

Contacto

1 de agosto de 2010
Estoy abierta a colaboraciones con editoriales y escritores. Para cualquier duda, sugerencia, aportación, petición, consejo... O bien si eres editorial o autor y deseas que reseñe tu obra (Se valorará la petición en función al tiempo que tenga y la temática de la obra). 
Os podéis poner en contacto conmigo a través de esta dirección:

geli.sanz@gmail.com

Las reseñas se harán en el menor tiempo posible desde la recepción del libro, dando prioridad a autores y editoriales. De recibir un libro no requerido, tendré pleno derecho a decidir si leerlo o no. 

Tenéis a la izquierda del blog las redes sociales donde me podéis encontrar y poneros en contacto conmigo. 

Image and video hosting by TinyPic
http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml