Hoy pago yo.

13 de enero de 2013
Gritándole al silencio, desesperada en la habitación estás. Tirada en la cama, con la almohada estrechada entre tus brazos, no puedes quitarte esa sensación de agobio. Sentirte sucia por dentro. No saber que camino tomar. Él era todo tu ser. Él sin más se volvió tu pilar fundamental.
Y ahora el silencio se ha roto por tus sollozos, el alma está rota en mil pedazos y no sabes como reconstruirla.
Allí en lo más remoto de tu ser ya no queda nada.

El destino, es traicionero y nos pone a prueba.
Una vez me dijeron que los sentimientos se demuestran con cada acción que haces a cada segundo por esas personas, que no se dicen solo por el mero hecho de que salga de tu boca un "Te quiero" o "Te extraño", palabras que en la sociedad se han puesto a la altura de un rutinario "¡Hola!" o un "¿Qué tal?"
A veces, creemos tener todo claro, hasta que la pesadilla sale del sueño y te visita en la realidad. Pasado pasa a presente queriendo pertenecer al futuro.
Y  la historia vuelve a repetirse.
Te busco , y te encuentro en cada letra , eres el calor de la hoguera y el frío del invierno. Eres esa pesadilla que me atormenta en mis noches de lluvia eterna. Eres la espina aún clavada de aquel marchitado rosal al que un día se me ocurrió abrazar.
Eres la primavera deshojada de mis otoños sin luz, eres la calamidad que quiero enterrar en mi baúl secreto. Eres el olvido y eres el recuerdo. Eres la luz y a la vez el infierno. Eres la maldición que no encuentra un camino de regreso al fondo del sueño.
¿Pero sabes qué?
Ha llegado mi hora.
Soy esa chica que no quiere tirar más sus lágrimas por la borda, que no quiere pensar más en los errores que cometió en un pasado perdido. Soy la que ahora ya no estoy tirada en la cama intentando reprimir las lágrimas para que en las noches de luna llena nadie me oiga sollozar. Esa mujer que ha limpiado su alma, la que ha tirado todo trasto viejo que ya no sirve de nada y se ha renovado. La que ahora no dice "Me arrepiento de tal y de cual", ahora es esa que va por la vida afrontando la verdad y se dice a sí misma "No digo: No puedo". 
Si esta vez he dicho HASTA AQUÍ, será porque no quiero perder ese tiempo que ya no volverá, no quiero que el dolor me vuelva a golpear la herida que un día se cerró y que no quiero volver a abrir. No quiero que la espina siga clavada, quiero que en mi florezca.
Te invito a reír y a bailar conmigo, te invito a pasearte en sueños por la luna, a visitar parajes de los que nunca has podido imaginar su belleza. Sentir la brisa cálida rozar tus mejillas al sol. A ser fuerte de los golpes de la vida. Hoy pago yo, hoy te haré sonreír hasta que te duelan las mejillas.

1 comentario:

  1. Aisss. Qué románticona mi chicaa!!!
    Bueno, ya lo decían los filósofos, es renovarse o morir. Así que, espero que tu renovación sea fiel y te ayude a seguir el camino.
    Por lo demás, sabes donde estoy, aunque no me veas, sólo tienes que hacer una llamada.
    Te extraño pequeña, y te lo demostraría, pero se me hace difícil.

    Un beso. :)

    ResponderEliminar

¡HOLA! ¿Me dejas un comentario? Me interesa mucho tu opinión y así enriqueces más al blog y que pueda poner más cosas que a vosotros, los lectores, os gusten. ¡Y me harás feliz! :)

Recuerda:
Si vas a poner Spam, ahorratelo
Si vas a poner Spoiler, avisa y déjalo bien marcado

http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml