Intentas ser feliz y no te deja...*

27 de febrero de 2012
A veces la vida te pone tantas trabas que no sabes como seguir. Un día te levantas, te hace ilusionarte, vives unos días maravillosos, llenos de complicidad, de risas, de buenas palabras, de sueños por cumplir, de planes por hacer... Y de repente llega la curiosidad, que te anima a embarcarte en ese viaje para descubrir más cosas de esa persona que te ha hecho ilusionarte tanto que a estas alturas no puedes dejar de darle vueltas. En ese momento te das cuenta de que ha estado jugando contigo, de que nada era lo que parecía, de que aunque haya sido una sinceridad mutua, hay muchos secretos ocultos en su esencia.
Te derrumbas, no sabes como reaccionar, si hacer una cosa u otra. Ni que decir si quiera...
Y pensar que creías que habías encontrado a esa persona, que aunque a veces se propasase en ciertos temas, pero luego era encantadora en cierta manera.
Levantarte un día e ilusionarte, levantarte otro y darte el golpe que no te esperabas.
De buenas a primeras tienes que aprender a ser "mala", a sentir esa sensación de "conmigo nadie juega"... en ese momento te sientes bien, pero al día siguiente descubres que no es así, que es una ilusión... que tú estás hecha polvo, sin un rumbo fijo. Dudas y más dudas. Lo que piensas ahora es "Voy a tomar de todo menos decisiones..." Y así es, estás harta de tomarlas, de que nadie decida por ti una vez, de que se tiren al río contigo.

¿En verdad a ciertas personas les importas de verdad?

La persona que necesitas, es aquella que teniendo la libertad de hacer lo que quiera te elige a ti en todo momento... Pues haber si aparece esa persona, porque de ciertas maneras, a una se le agotan las fuerzas de tanto tirar del carro, de sentir que la vacilan, de que es alguien frágil con quién poder jugar, de usar y tirar.
Y no es así, es una persona normal, con sus idas y venidas, con sus errores y virtudes, con su sonrisa... Es una persona con sentimientos y que para nada es tonta, aunque a veces lo parezca, pero la duele darse cuenta un tiempo después de que la vida le ha vuelto a engañar, que ha jugado con su corazón a ese juego que dicen que es tan maravilloso al que llaman amor (y que se debería de llamar rompecorazones)

Dame una explicación de porque siempre me pasa lo mismo, de porque intento ser feliz y no me dejas...*


Cuando algo puede haber*

12 de febrero de 2012

Buscar su sonrisa junto a la mía esos amaneceres al lado de la playa. 

Y explorar multitud de placeres a su lado, ser la chica del pastel, pero de su pastel, ese de fiesta que quiero hacer para él. 
Incluirme en el regalo es un sueño a cumplir, pero quiero que su corazón me busque a mi, que sus palabras sean sinceras, que los hechos sean reales y que no haya engaño en ellos. 

Satisfacer a sus deseos, pero que él haga lo propio con los míos. 

Susurrarme un te quiero, un voy a por ti con un beso. Y llegar al alba de beso a beso. El amor es tan raro. Es inviero y verano, es tan dulce y amargo, que aparece y se fuga como un extraño...
Llena mi corazón de ternura, de fantasías y pasión, de locura y desenfreno por favor...

Tus palabras alientan mi vida, me dan esperanzas, quiero seguir alimentandome de ellas pero necesito verdades. Que todo sea sinceridad y que nada de atrase. 

Que quiero dejar fuera las buenas maneras y fundirme en sus errores, que quiero dejar de ser la niña buena y romper un plato o una vajilla alguna vez con él. Que no quiero ser siempre la chica que no arriesga, porque así no se gana. 

Quiero descubrir sus verdades, que me las cuente él o que me saque a bailar sobre la pista y adivinarlas, que me haga volar con esa sonrisa pícara de principio a fin. 
Quiero fundir mis labios en los suyos, unir mis manos con las suyas, sonreír a su sonrisa. 

No pretendo agobiarle, solo quiero que él me cuente de verdad ese sentimiento que le invade. Si es real o un engaño. Que todo quede entre los dos, aunque luego se pueda compartir con el mundo entero. 

Sentir que juntos somos una explosión de fuegos artificiales. Enredarme entre sus matices...

Me ha encantado el texto de Nury J. Garcia en su post y lo voy a poner aquí con su permiso ;) (Mi Wendy, que siempre está ahí para todo, gracias!)


¡¡QUIERO QUE LA VISITÉIS, LA SIGÁIS, LA LEÁIS Y LA COMENTÉIS!! =) Os gustará! ;)
Desconocidos
Hoy es noche cerrada. Es Invierno y en la calle hace un frío que se cala hasta los huesos. Yo estoy dentro, refugiada en un jersey de lana gordo y escuchando las voces de los niños que corretean por el pasillo de mi casa (tranquilo, no son mis hijos sólo mis primos pequeños).
Tengo ganas de salir, ¿sabes? Dejarme las dudas en casa y que me invites a bailar en una noche de sábado como la de hoy. Me gustaría preguntarte qué te parece el plan y si tú respuesta será afirmativa pero no consigo que des señales de vida. Tengo miedo de que tengas novia y de mil inseguridades más pero quiero correr el riesgo. Dicen que quién no arriesga, no gana y yo estoy empezando a aplicarmelo.
Me apetece acortar las distancias y arremeter contra nuestro deseo (alomejor la única que te desea aquí soy yo, quién sabe). Dejarnos de frases, palabras sueltas y civismo y lanzarnos al vacío. Juntos, separados, como tu quieras. Me muero por conocerte, ¡Mierda! Cuanto te escribí por primera vez no esperaba que me pasara algo de esto. Pero es así, no puedo evitarlo y mira que lo he intentado. Ya no quiero luchar, no quiero oponerme, quiero dejar de jugar al perro y al gato y jugar a cosas de mayores (por favor, no pienses mal, las noches a veces me traicionan).
Tus palabras llenan mis amaneceres y me deleito imaginando como serás, qué hará de tu vida algo tan interesante y quién eres en realidad. Juego a imaginar cuál es tu música favorita, qué haces en tu tiempo libre y con qué sueñas cuando acabes la carrera.
Sigue siendo noche cerrada. Los niños me están llamando, quieren que juegue con ellos. Tengo que dejarte, tengo que marcharme. Volveré a escribirte, lo prometoAlgún día cuando vuelva a tener tiempo. Algún día más de Invierno.
http://sites.google.com/site/pczeros/Home/ultimos-visitantes-pcz.xml